Lectura para niños

Textos para los niños
Mi aula digital sexto grado

En julio del año 2006 se graduaba un grupo al que yo había atendido por dos años, por tal motivo escribí la siguiente obra de teatro para que mis alumnos de primer grado la presentaran en el festival de clausura. En este ciclo escolar, ese grupo de niños de primer grado termina su primaria. Quise publicar el libreto de teatro que usamos para ensayar la obra. No tengo la grabación porque la borré por equivocación. El viernes publicaré las fotografías donde se puede observar el vestuario y el maquillaje que diseñaron las madres de familia, madres muy creativas.

En un mundo nuevo
Obra de teatro
10/04/2006
La parte donde sale del capullo la mariposa está basada en una reflexión que está en Internet (Historia de un capullo).

PERSONAJES:
Narrador
Mago
Mariposas
Libélula
Flores
Colibrí

Música:
-Canto de las flores (instrumental)
-En un mundo nuevo (interpreta Karina)

Escenario:
-Flores de papel
-Instrumentos de música: platillos
(Se escucha la melodía instrumental “Canto de las flores”)
-Un capullo de mariposa hecho de alambrón y pellón.
NARRADOR: (El mago y el narrador están juntos) En un maravillo jardín vivían unas flores que además de bellas, eran simpáticas, alegres y amables con todos los animales que acudían a ellas para pedirles miel. Todos en el jardín las querían por ser así.

MAGO: (Jalándolo con impaciencia) Cuéntales a nuestros amiguitos qué pasó en ese jardín.

NARRADOR: No me interrumpas mago, mejor haz un acto de magia y desaparece. Bueno, lo que voy a narrar, sucedió hace algunos años en un hermoso amanecer de primavera. Ese día era muy especial, la naturaleza estaba en todo su esplendor, todas las flores esperaban con emoción la llegada de las mariposas.

MAGO: (Emocionado, frotándose las manos) ¡Ya cuéntales, amigo, no los hagas esperar!

NARRADOR: ¡Qué mago tan impaciente! Les seguiré contando: Era el día en que las mariposas terminaban su transformación, los capullos estaban a punto de abrirse para dejar salir a esas hermosas flores con alas que alegran el ambiente. Todos en el jardín esperaban emocionados ese momento especial.

(Un colibrí se acerca a un capullo y observa con curiosidad. La mariposa trata de salir con mucha dificultad del capullo)
COLIBRÍ: ¿Quieres que te ayude, bella mariposa?

MARIPOSA 1: Te lo agradezco, buen amigo, (con dificultad) se necesita mucha fuerza para salir de aquí.
El colibrí se acerca más y trata de ayudar)
MAGO: (Llega corriendo) ¡No, por favor no lo hagas! Le vas a hacer daño.

COLIBRÍ: Sólo trataba de ayudarla, pero ya que llegaste, usa tu magia para sacarla.

MAGO: Sé que quieres ayudar, a mí también me gustaría hacerlo con mi magia pero le haríamos daño a la mariposa.

COLIBRÍ: ¿Por qué?

MAGO: Porque el esfuerzo que está realizando es muy importante para que pueda volar.

COLIBRÍ: (Sorprendido) No sabía eso, yo sólo quería evitarle el esfuerzo.

MARIPOSA 1: (Haciendo un gran esfuerzo) Lo sé, amigo y te lo agradezco. (En ese momento termina de salir y extiende sus alas)

COLIBRÍ Y MAGO: (Exclaman sorprendidos) ¡Oh qué bella es!

LIBÉLULA: (Se acerca volando una libélula) Bienvenida a este jardín mariposita.

MARIPOSA: Gracias amiguita.

MARIPOSA 2: (Volando feliz) ¡Qué feliz me siento, así con mis alitas! ¡Soy la más bella de todas las mariposas!

MAGO: ¡Espera amiguita tenemos algo que decir... te! (La mariposa se aleja volando, pero al ver que dejó al mago hablando solo, regresa).

MARIPOSA 2: ¿Qué me quieren decir?

COLIBRÍ: Te queremos decir que la belleza no es lo más importante para ser feliz, que tendrán que prepararse para vivir, tienen que aprender muchas cosas para estar preparadas para el futuro que no saben cómo será.

MARIPOSA 2: Pero ya sabemos muchas cosas. En la escuela de orugas aprendimos... (Juega con otra mariposa).

COLIBRÍ: Pero les falta aprender mucho más.

MARIPOSA 2: Aprender ¿Qué? (Volando en círculo) Nacimos para volar, para jugar entre las flores, para ser felices.

MARIPOSA 3: (Se acerca las otras mariposas) ¡Sí!, ¡volar es lo máximo! ¡Qué bello es vivir para disfrutar de la vida en este jardín!

COLIBRÍ: No amiguitas, están equivocadas, todos tenemos algo que hacer en este mundo. Este jardín que ven muy hermoso, está así porque todos hemos colaborado para mantenerlo agradable como lo ven. Sólo el trabajo nos da lo que necesitamos para vivir y ser feli…

MARIPOSA 2: (Incrédula) ¿El trabajo da felicidad? Eso no puede ser... ¡El trabajo es difícil y aburrido!

MARIPOSA 1: ¡Sí, muy aburrido!

COLIBRÍ: Eso crees, pero no es así. Acompáñenme, vamos a platicar con Florecita (Todos vuelan hacia una flor).

MAGO: Hola Florecita, ¿cómo estás?, le decía a estas bellas mariposas que es el momento de descubrir que tienen algo muy importante que hacer en este mundo.

FLOR: ¡Hola maripositas! Lo que dice el mago es verdad, todos hacemos algo importante en este mundo.

MARIPOSA 1: ¿Tú haces algo importante en este mundo?

FLOR: ¡Claro que sí! Mi trabajo es importante aunque te parezca muy sencillo. Yo alimento a las mariposas y a los colibríes que vienen a este maravilloso jardín y me siento feliz al ser útil. Hago mi trabajo de la mejor manera, lo disfruto y soy feliz mientras lo hago.

MARIPOSA 3: Bueno, pero hay trabajos más difíciles y aburridos que el tuyo.

MAGO: Mira, lo más importante es que hagas lo que a ti te gusta, si no es el trabajo que te gusta o para el que tienes aptitudes, te parecerá aburrido, difícil y... ¡Un trabajo!

MARIPOSA 2: No lo había pensado así, pero creo que tienes razón. (Se quedan pensativas)

FLOR: Y ahora tienen que buscar su propósito en esta vida.

MARIPOSA 2: Te aseguro que lo haremos, muchas gracias por sus sabios consejos. (Las mariposas vuelan felices, mientras las flores bailan en su lugar).

NARRADOR: Todos los habitantes del jardín vivían felices y en paz hasta que el fin del verano llegó y las mariposas tenían que emigrar a un nuevo mundo.

MAGO: (Hace una señal a las mariposas para que se acerquen. Cuando están las tres, empieza a hablar) Hoy que están a punto de volar, quiero decirles algunas palabras que espero les puedan servir en su futuro.

MARIPOSA 1: ¿Qué es lo que nos quieres decir amigo mago?

MAGO: Quiero decirles que las queremos mucho y que piensen que lo importante es tratar de ser feliz con lo que hagan, esforzándose por hacerlo mejor, aunque el trabajo que les toque realizar sea difícil, recuerden que todos los trabajos son buenos porque nos ayudamos entre todos.
Esperamos que les sean útiles los consejos de los que las queremos para que puedan vivir felices y en paz en el nuevo mundo que las está esperando.

MARIPOSA 2: Muchas gracias, amigos por hacernos comprender lo importante de esta vida.

MAGO: (Gritando porque las mariposa se alejan) Y recuerden que la suerte en esta vida es trabajo y dedicación.

NARRADOR: Las mariposas vuelan alegres por todo el jardín mientras cantan para los graduados la siguiente canción:

En un mundo nuevo

Sólo al final del camino, las cosas claras verás
la razón de vivir y el por qué de mil cosas más.
Al mirar hacia atrás, cuando llegues comprenderás.
Busca las cosas sencillas y encontrarás la verdad,
la verdad de ese amor, lo demás déjalo pasar
solamente el amor con el tiempo no morirá.
(Bailando)
Al fin del camino se harán realidad los sueños que llevas en ti
si en todo momento en tu caminar
la vida has llenado de amor y verdad.
Al fin del camino podrás encontrar el bien que esperaste sentir
olvida el pasado, pues no volverá
conserva el amor que hay en ti.
Al fin del camino habrá un despertar de nuevo volver a vivir
si en todo momento en tu caminar
la vida has llenado de amor y verdad.
Al fin del camino en ti llevarás la fe y la ilusión de vivir
tus sueños de siempre se harán realidad
En un mundo nuevo y feliz. (El mago mira a los graduados y mueve su varita mágica)
Al fin del camino en ti llevarás la fe y la ilusión de vivir
Tus sueños de siempre se harán realidad
En un mundo nuevo y feliz (La mariposa 1 levanta sus brazos)
En un mundo nuevo y feliz (La mariposa 2 levanta sus brazos)
En un mundo nuevo y feliz (La mariposa 3 levanta sus brazos)
(Los demás animales y plantas toman sus instrumentos y se unen a las mariposas, haciendo una fila y bailando en círculo, dan dos vueltas y salen).
Papara papapa papara papa... papara papa parara...
Tus sueños de siempre se harán realidad
Si llenas tu vida de amor y paz
Si llenas tu vida de amor y paz
En un mundo nuevo y feliz. (El mago mira a los graduados y mueve su varita mágica antes de salir)

Fin


Disfraces que utilizaron las mariposas. Como pueden observar son distintos a los que utilizan en el Jardín de niños. Las niñas tenían que bailar y correr imitando el vuelo de las mariposas por eso tenía que ser un traje especial. Las madres diseñaron los disfraces y eligieron telas brillantes o tornasoleados.





Los siguientes textos fueron escritos para compartir con los niños. Cuando pido a los niños elaborar determinado tipo de texto, a veces también elaboro uno, que planeo cuando voy en el autobús.

Escribí las siguientes fábulas viendo fotografías de mascotas y de otros animales que han ido de visita a la casa. Después se me ocurrió hacer también de objetos domésticos.

Me gusta utilizar las fábulas para hacer reflexionar a los niños acerca de algunas actitudes en los humanos.


La ardilla y las almendras
Una joven ardilla subió al árbol que había en el patio de una casa, desafiando al perro que vigilaba ese lugar y aprovechando la ausencia de los gatos que ahí vivían. La ardilla trepó ágilmente y se puso a roer almendras, sentada en la rama del árbol, mientras el perro, abajo, ladraba enfurecido.
Cuando estuvo satisfecha, pensó que era el momento de volver a casa, así que saltó desde una rama del almendro a la rama de un arbolito y de ahí a las ramas del guayabo, pero debido a un mal cálculo por el nerviosismo que le ocasionaba el perro con sus movimientos y ladridos estuvo a punto de caer. _”Si salgo de ésta, no quiero más fiestas” _ Pensaba la ardillita, mientras desesperadamente trataba de salvar su vida. Se sintió aliviada cuando al fin pudo alcanzar una pequeña rama y de ahí brincar a otra más alta. Después saltó hacia el árbol de lima, de ahí a la barda y desapareció.
Otro día cuando se asomaba por la barda, el perro la vio y la invitó a cortar almendras, pues ya tenía una buena estrategia para atraparla.

_ Ardillita, te invito a cortar almendras de mi árbol. No temas, te prometo que no te haré daño. _ Dijo con hipocresía el perro.

_ Gracias. _Dijo la ardilla, pero a tu almendro no regreso nunca, aunque me ofrezcas un gran festín. Prefiero ir más lejos por mi alimento, pues ningún desconocido te ofrece algo sin nada a cambio.

El perro comprendió que la ardilla no caería en su trampa porque era prudente y no volvería a arriesgar su vida para llegar al almendro de una casa donde hay un perro y tres gatos.

Una persona prudente es aquella que sabe cuidarse, que aprende de sus errores; que se mantiene alerta a todo lo que ocurre a su alrededor para adelantarse a las circunstancias, que actúa y toma decisiones después de observar y analizar.


La muerte del periquito
(Aclaro que no eran míos, a mí no me gusta tener prisioneros)

Dos hermosos periquitos de color verde y amarillo llevaban varios años viviendo en una pequeña jaula. Aunque eran una pareja y se tenían el uno al otro, no vivían felices, pues la hembra siempre estaba de mal humor.

Algunas veces se les veía en armonía, dándose besitos y alegrando el ambiente con su canto, pero en otras ocasiones, la periquita agarraba a picotazos al pobre periquito. Él era incapaz de responder a sus agresiones debido a su carácter tranquilo, a la bondad que había en su alma y al amor que le tenía a su pareja. Ella lo sabía y de eso se aprovechaba. Cuando estaba enojada, no lo dejaba comer ni descansar, siempre lo estaba molestando y él trataba inútilmente de esquivar los picotazos.

Pero llegó un día en que el periquito enfermó de gravedad. Día tras día, la enfermedad iba avanzando a pesar de los cuidados de los dueños de la casa. Al ver al periquito enfermo y triste, la periquita dejó de molestarlo y trató de portarse bien con él.

A pesar de todo, una mañana el pobre periquito amaneció tirado con sus patitas hacia arriba, tieso, frío e inmóvil sobre el piso de la jaula. Había muerto el pobre animalito. La periquita lo observaba triste y callada. Los dueños de la casa lo sacaron y lo enterraron en el jardín.

Desde ese día, la periquita cantaba tristemente, su canto se oía como un lamento, porque se sentía muy sola. Su ausencia le dolió más de lo que ella hubiera pensado. Los remordimientos no la dejaban dormir tranquilamente al recordar el trato que le había dado al periquito cuando estaba vivo. _”Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido”_ Murmuraba.

Tarde comprendió que debemos cuidar a las personas que queremos y disfrutar cada momento a su lado, porque nadie sabe cuanto tiempo van a estar con nosotros.


La avispa alfarera
Sceliphron destillatorium (Es su nombre científico)
Un día se encontraron una abeja y una avispa alfarera. Como eran viejas conocidas conversaron un rato.
_ ¿Cómo está señora avispa?
_ Muy bien gracias, libando la miel de las flores y viviendo con mis hermanas en el panal ¿y usted?
_ Sigo trabajando en lo de siempre, ya sabe usted, construyendo casas de lodo en los agujeros de los muebles y aparatos de una casa para encerrar ahí a mis presas.
_ Pero, eso es muy peligroso. Seguramente a los dueños de la casa no les agrada que llenes de tierra e insectos, los agujeros de sus muebles y aparatos.
_ Pero es mi derecho, hacer lo que a mi me gusta hacer.
_ Es correcto hacer lo que a uno le gusta, pero sin perjudicar ni molestar a los demás.
_ Agradezco su consejo señora avispa, pero creo que usted no sabe vivir en libertad, adiós.
_ Adiós.


Otro día, cuando la avispa alfarera tapaba con tierra la entrada USB de una computadora, de pronto ¡Plaf! Un fuerte golpe con un matamoscas acabó con su vida.


Lo que la avispa alfarera no comprendió fue que no sólo debemos respetar a los demás, sino también sus cosas, porque como decía Benito Juárez “Entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz”.




El perro y el tlacuache
Luki parece tan inocente mirando al tlacuache

Una noche llegó a una casa un pequeño tlacuache. Cuando el perro lo olfateó, lo correteó y lo acorraló, hasta que el pobre tlacuache ya no pudo escapar y fue alcanzado por el perro. Luki, que así se llamaba el perro, lo atrapó con sus poderosas patas delanteras y su hocico. Y aunque el animalito le suplicaba que lo dejara en libertad, éste parecía divertido jugando al cazador.


_ Por favor, déjame libre, no le voy a robar a tus amos, yo sólo pasaba por aquí.
_ Eso ya lo sé, mis amos no tienen gallinas, no hay nada aquí que te puedas comer.
_Entonces ¿para qué me atrapaste?
_ Por diversión.
_ Pero para mi no es divertido, me estás lastimando.
_ Cazar es un deporte muy estimulante, además tengo que demostrar a mis amos que soy fuerte, ágil, valiente y buen guardián.
_ ¿Te premiarán por haberme atrapado?
_ No, a mis amos no les gusta que atrape a animales de tu especie, porque dicen que no hacen daño a nadie, pero te repito, es muy divertido.


Luki no lo atrapó para comer, lo hizo porque sabía que el tlacuache era presa fácil, un ser inferior en fuerza y tamaño. Estuvo mucho rato jugando con su prisionero. Lo soltaba y cuando el pobre animal intentaba escapar, se lanzaba otra vez sobre él, lastimándolo.


Muchas veces, lo engañó y el tlacuache le creyó las primeras veces, pero después de varios intentos de escapar, se dio cuenta de que el perro gozaba viendo su sufrimiento. Por último, el tlacuache pensó: _“Si no puedo vencerlo físicamente porque es más fuerte y más hábil que yo, tendré que ser más inteligente. Ya vi que no me quiere matar, sólo quiere divertirse viéndome sufrir. Voy a quedarme quieto, no voy a caer nuevamente en su juego”.


El perro esperó a que el tlacuache se moviera y al ver que se quedó quieto, se lanzó sobre él para ver si estaba vivo. Al comprobar que el tlacuache estaba vivo, siguió lastimándolo, hasta que al tlacuache se le ocurrió otra gran idea: _ “Me voy a hacer el muerto para que deje de molestarme, esta bestia peluda” _ Pensó el tlacuache. “Cuando se duerma correré y me alejaré lo más que pueda”.


Conteniendo la respiración y tratando de vencer el dolor, el tlacuache, fingió que había muerto. Se dejó caer, cerró los ojos y se puso tieso. El perro esperó en vano a que se moviera el animalito. Lo sacudió con fuerza, pero él, haciendo un gran esfuerzo, luchó por su vida quedándose quieto, soportando en silencio el dolor y venciendo el terror que le provocaba sentir los filosos dientes del perro sobre su lomo lastimado.


El silencio y la falta de movimiento aburrieron al perro y poco a poco se fue quedando dormido. Cuando el tlacuache estuvo seguro de que el perro dormía, abrió poco a poco los ojos, buscando en la oscuridad de la noche algún refugio para escapar, y sólo cuando tuvo todos sus movimientos calculados, se fue desplazando, despacio, suavemente, hasta llevarle cierta ventaja en distancia al perro y entonces, echó a correr con todas las fuerzas de su ser, salvando así su vida.


Cuando el perro despertó, el tlacuache ya había saltado la barda y corría por la calle. Era imposible atraparlo. Escuchó que le gritaba: “¡Más vale maña que fuerza!”.


El tlacuache comprendió que se obtienen mayores logros con la tranquilidad y la habilidad mental para planear una estrategia de solución al problema, que con la fuerza y la violencia.


La licuadora y el molcajete


Cuando la licuadora llegó a ese hogar, el viejo molcajete llevaba mucho tiempo sirviendo con entusiasmo. La licuadora, bella, elegante y presumida le dijo:
_ ¡Apártate viejo molcajete! Ahora este es mi lugar, tú no puedes competir conmigo.
_ Yo no quiero competir contigo, sólo hago mi trabajo, lo mejor que puedo.
_ ¿Cómo crees que se van a acordar de ti ahora que estoy yo? Tú eres viejo, anticuado y lento, en cambio yo, soy nueva, elegante y bella y hago muy rápido mi trabajo.
_ Tienes razón en todo lo que dices, pero creo que a pesar de mi aspecto tengo mis virtudes, pues funciono siempre, sin necesidad de energía, cuidados especiales o reparaciones.
_ Que bueno que pienses eso, así no te sentirás tan mal al dejarme tu lugar. _ Dijo burlona la licuadora.
_ ¿Tengo que irme?
_ ¡Por supuesto! No quiero que te vean junto a mí.



El viejo molcajete, triste al sentirse viejo, feo e inútil fue a esconderse al cajón de los trastes viejos.


Todos estaban encantados con la licuadora. Alababan su rapidez, su fuerza y su capacidad para moler y licuar todo tipo de alimentos, hasta que un día, un camión que pasaba por la calle chocó con un poste, provocó un corto circuito y se fue la electricidad en la colonia.


Era la hora de preparar la salsa para el almuerzo de los niños y se tenía que moler el chile y el tomate, pero la electricidad no llegaba. La bella licuadora sintió vergüenza al reconocer que sin electricidad, no podía hacer su trabajo y tuvieron que ir a buscar al viejo molcajete, quien gustoso realizó el trabajo con eficiencia.


_ Reconozco que fui intolerante y egoísta contigo. _ Dijo la licuadora.


Todos tenemos virtudes y defectos, habilidades y cualidades diferentes, pero todos somos importantes y debemos convivir en armonía, pues no sabemos cuando podemos necesitar de las habilidades o conocimientos de los demás.





Esta fábula es distinta a las anteriores



Más vale tarde que nunca


En lo más profundo del bosque vivía una manada de lobos. Entre los lobeznos había uno muy hermoso e inteligente llamado Esteban. El lobito era muy travieso y platicador, no tomaba nada en serio. Acostumbraba jugar con otros lobitos que también eran hermosos e inteligentes, pero muy irresponsables y traviesos. Uno se llamaba David, el otro Raúl y la lobita se llamaba Jennifer.

Eran muy felices los lobitos, todo el día jugaban, corrían, reían y gritaban. Parecía que nunca se cansaban de hacer travesuras, hasta que un día las cosas cambiaron.

Los lobitos de la manada recibieron la noticia de que el que no cumpliera con sus obligaciones tendría que dejar la manada y unirse a otra. Sólo tenían dos semanas de plazo para cambiar de actitud, si no había cambios serían separados de la manada o llevarían una nota de mala conducta con un tache en su boleta de comportamiento.

A Esteban se le borró inmediatamente la sonrisa al enterarse de esta noticia, ya que él quería tener en blanco su boleta de comportamiento, no quería llevar ningún tache por mala conducta porque esto podría poner triste a su mamá. El buen lobito la quería tanto que no quería ver su cara triste al recibir la boleta, así que decidió cambiar de actitud a partir de ese día.

Los demás lobitos no quisieron cambiar porque les daba mucha flojera, a ellos no les interesaba nada el futuro, sólo querían vivir el presente, en cambio Esteban pensó que debía preocuparse un poco más, así que trató de cumplir con sus responsabilidades desde el día que empezaron las lluvias del mes de junio.

“Más vale tarde que nunca”, dijo a sus amigos al despedirse para hacer su trabajo.

-------------O------------

El siguiente guión de teatro lo escribí para una obra de teatro para colaborar con la Hospital IMSS de la localidad en la semana nacional de salud bucal. El grupo que presentó la obra era de primer grado. En tercer grado la volvieron a presentar pero el guión fue modificado y no lo conservé.


El final de la caries


Personajes:
-Dentista
-Canino
-Incisivo central
-Primera molar

Escenario en forma de boca abierta (Si es teatro guiñol).
ACTO I

DENTISTA: ¡Queridos amiguitos!, hoy les voy a contar lo que sucedió dentro de la boca de un niño a quien no le gustaba lavarse los dientes tres veces al día (Mirando en todas direcciones) pero ustedes si se los lavan … ¿verdad? Les creo, tienen una hermosa sonrisa como todos los que cuidan su dentadura.
Como les iba diciendo... a este niño no le gustaba cuidar sus dientes y sus muelas, pero ya verán lo que le pasó... ¿Quieren saber qué le pasó? … Entonces observen y escuchen con mucha atención...
MAL ALIENTO: ¡Qué feliz me siento aquí en esta boca! ¡La pasta y el cepillo nunca me molestan!
CARIES: (Pegada a uno de los dientes) Sí, tienes razón, también yo vivo muy feliz porque me alimentan con lo que a mí me gusta: caramelos, chocolates y ricas galletas que se pegan en los dientes.
MAL ALIENTO: Vivir aquí es seguro, cómodo y fácil.
CARIES: Sí, porque nunca nos quitan los restos de comida con el cepillo.
MAL ALIENTO: Así es, en cambio a las caries de otras bocas les ha ido muy mal porque el dentista las ha retirado con sus aparatos.
CARIES: ¡Pobrecitas! ¡Cómo se habrán asustado! Porque como sabes, el terror de las caries es el dentista.
MAL ALIENTO: Pero tú no te preocupes, el dueño de la boca donde vivimos no quiere que le apliquen fluoruro.
CARIES: Así no puede evitar mi crecimiento. ¡Tengo mucha suerte!
CARIES Y MAL ALIENTO: (La Caries empieza a cantar y el Mal Aliento la sigue. Bailan palmeando las manos).
Qué felices, qué felices
qué felices aquí somos
sin aseo, sin cepillo
y sin visita al dentista.
CANINO: ¡Ayyyy! ¡Cállense ya! ¡Ya no los soporto! ¿No comprenden que me siento muy mal? ¡Ayyyy!
INCISIVO CENTRAL: (Preocupado) ¿Qué te pasa amigo?
CANINO: (Con dolor) No sé, me siento muy mal, me duele todo el cuerpo, ¡ya no resisto más el dolor! (Aprieta su cabeza con las manos)
PRIMERA MOLAR: ¡Cómo no te vas a sentir mal viviendo bajo eso que vive sobre de ti! (Dice señalando a la caries y tapándose la nariz con repugnancia).
CANINO: (Molesto) Sí, es una tremenda caries que me cayó encima porque el dueño de esta boca come muchas golosinas y no nos asea.
INCISIVO CENTRAL: ¿Sabías que si no nos cuida corremos el riesgo de morir cayéndonos a pedacitos de podridos?
CANINO: ¡Qué horror!
INCISIVO CENTRAL: Así le pasó a mi amigo el diente que vivía al lado derecho y ahora (Suspirando) ¡hay un abismo fatal porque él ya se fue! (triste).
CANINO: (Asustado) ¡Nooo! ¡Yo no quiero terminar así! ¡Quiero ser un diente blanco, limpio, sano y hermoso!
PRIMERA MOLAR: ¡Eso queremos todos! Imagínate cómo sería la sonrisa del dueño de esta boca si tuviera todos los dientes limpios y sanos, esa si sería una hermosa sonrisa.
CANINO: Si, claro, y no le daría pena sonreír (Tapándose la boca).
INCISIVO CENTRAL: ¿Cuando empezará a asear su boca? Ojalá que no sea demasiado tarde.
CANINO: (Con dolor) ¡Creo que ya es tarde amigos!
INCISIVO CENTRAL: (Preocupado) No digas eso amigo.
CANINO: ¡Si amigo, ya no aguanto el dolor! (De pronto grita) ¡Un dentista por favooor!
INCISIVO CENTRAL: ¿Ya viste quién se acerca? (Emocionado)
CARIES: (Preocupada) ¿Quién es?¿Más comida?
PRIMERA MOLAR: (Emocionada) ¡El cepillo!, ¡Nuestro héroe salvador!
TODOS LOS DIENTES: (Gritan con alegría) ¡Cepillo, cepillo, cepillo!
CANINO: ¡Me escucharon, por fin me escucharon!
MAL ALIENTO: (Asustado) ¡Noooo!, ¡La pasta y el cepillo vienen a acabar conmigo!
PASTA DENTAL: Así es, nosotros vamos a hacer la limpieza.
CANINO 2: ¡Van a eliminar la comida que está sobre nosotros!
CEPILLO: (Cepillando los dientes) ¡Vamos a acabar contigo mal aliento! Ya verás que tu lugar lo ocupará el aliento fresco y limpio.
MAL ALIENTO: (Tratando de evitar que se lleven los restos de comida) ¡Noooo! ¡Auxilioooo! ¡Socorro! ¡Caries, Ayúdame por favor!
CEPILLO: Ella no te puede ayudar porque el (la) dentista la retirará con una fresa y con ayuda del espejo y el explorador.
PASTA DENTAL: La caries no volverá a salir porque de ahora en adelante nosotros no lo vamos a permitir (Dice con orgullo señalando al cepillo).
CARIES: ¡Nooo! ¡No quiero morir tan joven y sin acabarme este diente (Dice abrazando al diente).
CANINO: ¡Vete de aquí Caries, ya no te quiero cerca nunca más! (Empuja a la caries)
MAL ALIENTO: (Asustado) ¡Esto es terrible! ¡Me quedaré sin comida! ¿Qué será de mí? ¿De dónde voy a sacar el olor?
ALIENTO FRESCO: (Entra y empuja al Mal Aliento) Tus días se han terminado, ahora soy yo quien vivirá en esta boca limpia y sana.
MAL ALIENTO: (Enojado) ¡Eso no es justo, este era mi hogar!
ALIENTO FRESCO: Fue tu hogar, pero ahora no hay lugar para ti, además, el (la) dentista me librará de tus apestosas amigas.

ACTO II

El (la) dentista retira la caries del diente con sus instrumentos.
DENTISTA: ¡Qué caries tan grande!, pero no importa, en un momento desaparecerá (Mueve sus instrumentos).
CANINO, PRIMERA MOLAR E INCISIVO CENTRAL: ¡Si, si! ¡Que se vaya, que se vaya!
CARIES: ¡Por favor no me separes del diente!, soy muy pequeña y no le hago daño.
DENTISTA: En una dentadura sana no debe haber caries porque acaban con los dientes, así que haré mi trabajo.
CARIES: (Gritando) ¡Noooo! ¡Auxilioooo! ¡Ayúdenme!
DENTISTA: (Con el instrumento, el (la) dentista separa a la caries del diente y la lanza hacia afuera) ¡Listo! ¡Ya no hay caries! (Levantando el instrumento en señal de triunfo)
DIENTES: ¡Bravo! ¡Bravo! ¡Viva!
PRIMERA MOLAR: ¡Por fin estamos limpios y sanos!
INCISIVO CENTRAL: ¡Y bellos!
PRIMERA MOLAR: (Con coquetería) Me veo hermosa ¿verdad?
SEGUNDA MOLAR: Ya está otra vez de coqueta y presumida esa muela.
CANINO: No te enojes muelita, tú también te ves muy bonita.
SEGUNDA MOLAR: Tienes razón, ahora me veo blanca y hermosa.
INCISIVO CENTRAL: Mejor vamos todos a cantar porque hoy es día de fiesta y vamos a celebrar porque estamos muy felices.
MUELAS Y DIENTES: ¡Síiii!
(Todos cantan y bailan alegremente mientras El Canino marca el compás con la mano)
Dientes y muelas cantamos hoy
Viva la limpieza, viva la limpieza
porque la terrible caries ya se fue
y el aliento fresco ya está aquí.

Hoy una sonrisa queremos lucir
porque somos limpios,
porque estamos sanos
y nuestra belleza hay que mostrar.

MUELAS Y DIENTES: (Saltando emocionados)
¡Las muelas y los dientes!
¡Las muelas y los dientes ra ra rá!
Todos cantan y bailan “Cepillo, cepillo”.

DENTISTA: (El dentista invita a todos los niños a lavarse los dientes y les indica como hacerlo).
(Se cierra el telón)

Maestro (a): Las canciones no tienen melodía, pero puede ponerle la melodía de una canción conocida o inventar una, modificando el texto si es necesario.

Para escribir el mensaje del dentista los niños pueden redactarlo en equipos y seleccionar el mejor.

Si es necesario, se puede modificar el texto para adaptarlo al nivel escolar de los niños o los jóvenes.

Profra. Agripina Mendoza Lemus

Escuela Primaria Niños Héroes de Chapultepec.


 

1 comentario:

Anónimo dijo...

MARCYA PALOMA: de lo que yo recuerdo yo actue en esa obra yo era el incisivo central o la primera molar parece saludos !! respondan xfavor!!